Corredor del Río Niágara reconocido por Estados Unidos como su 40º Humedal de Importancia internacional

Corredor del Río Niágara reconocido por Estados Unidos como su 40º Humedal de Importancia internacional

20 de diciembre de 2019

niagara_river_corridor.jpg

Niagara River Corridor

Los Estados Unidos de América han designado el lado estadounidense del Corredor del río Niágara, icónico por sus cascadas de renombre mundial como su 40º Humedal de Importancia Internacional.

El Humedal  (número 2402 en la Lista de Humedales de Importancia Internacional) es un río permanente de agua dulce que fluye y conecta dos grandes lagos de agua dulce. El sitio cubre más de 5247.7 hectáreas y alberga numerosos hábitats costeros de peces y vida silvestre, incluida una zona litoral ribereña en la parte superior del río Niagara, un tipo de ecosistema único en los Grandes Lagos. El sitio proporciona agua dulce para aproximadamente un millón de personas, y se utiliza para alimentar dos centrales hidroeléctricas en los Estados Unidos de América  y Canadá.

Al menos 21 especies de Comunidades ecológicas raras y amenazadas están presentes en el sitio como la tortuga de Blanding (Emydoidea blandingii) y el esturión del lago (Acipenser fulvescens). Siete especies figuran en la Lista Roja de la UICN, como el Petrel Antillano (Pterodroma hasitata) y el Frailecillo Silbador (Charadrius melodus) protegido federalmente en los Estados Unidos de América  además de 45 especies protegidas a nivel estatal en Nueva York. También es increíblemente importante como lugar de hibernación para aves acuáticas. Durante el invierno, 92 especies de aves pasan en el sitio, incluyendo grandes congregaciones de al menos 40 especies de aves acuáticas (incluidas gaviotas y aves acuáticas). El sitio también fue designado como Áreas importantes para la conservación de las aves (AICA) albergando al menos 338 especies de aves.

Este humedal también proporciona diversos servicios ecosistémicos, como agua dulce para aproximadamente un millón de personas. El lado estadounidense es visitado por ocho millones de personas cada año. Es el escenario de cientos de miles de navegantes, excursionistas, pescadores, observadores de aves y nadadores. El río es un laboratorio de investigación y educación que informa al mundo y sirve como modelo de conservación y restauración exitosa en medio de las grandes ciudades.