“Reconstruir mejor: proteger la biodiversidad, luchar contra la degradación de las tierras y mitigar el cambio climático para reducir el riesgo de futuras pandemias, y la importancia de un enfoque coherente”

“Reconstruir mejor: proteger la biodiversidad, luchar contra la degradación de las tierras y mitigar el cambio climático para reducir el riesgo de futuras pandemias, y la importancia de un enfoque coherente”

14 de septiembre de 2020

Martha Rojas Urrego, Secretaria General de la Convención sobre los Humedales

en nombre del Grupo de Enlace de los Convenios Relacionados con la Diversidad Biológica:

Convención para la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural

Convenio sobre la Diversidad Biológica

Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres

Convención sobre la Conservación de las Especies Migratorias de Animales Silvestres

Convención relativa a los Humedales de Importancia Internacional, especialmente como Hábitat de Aves Acuáticas

Convención Internacional de Protección Fitosanitaria

Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura

Comisión Ballenera Internacional

 

__________

 


Excelencias, damas y caballeros:

Para mí es un gran placer contribuir a este debate en nombre del Grupo de Enlace de los ocho

Convenios Relacionados con la Diversidad Biológica:

Convención para la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural
Convenio sobre la Diversidad Biológica
Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres
Convención sobre la Conservación de las Especies Migratorias de Animales Silvestres
Convención relativa a los Humedales de Importancia Internacional, especialmente como Hábitat de Aves Acuáticas
Convención Internacional de Protección Fitosanitaria
Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura
Comisión Ballenera Internacional

Los componentes del mundo natural – incluidos el agua, el clima, la tierra y las innumerables formas de vida – están estrechamente relacionados entre sí y con otras personas, y constituyen la base de la sociedad humana y la economía.

La pandemia de coronavirus ha puesto de relieve la importancia de la relación entre las personas y la naturaleza. Una de las lecciones que hemos aprendido de la pandemia de COVID-19 es que la salud de los seres humanos, los animales y las plantas está relacionada y es interdependiente, y debemos hacer más para proteger la diversidad de todas las formas de vida.

La degradación y conversión de los ecosistemas y la creciente presión humana sobre el mundo natural y las especies silvestres incrementan el riesgo de emergencia de enfermedades zoonóticas como la COVID-19, es decir, enfermedades infecciosas transmitidas inicialmente por animales domésticos o silvestres al ser humano.

Las respuestas a la pandemia son una oportunidad única de lograr un cambio transformador y es fundamental que comprendan no solo estímulos económicos y respuestas médicas sino también inversiones en la salud de nuestro planeta.

De este modo, será crucial aprovechar la labor de los convenios relacionados con la diversidad biológica, ya que estos realizan contribuciones fundamentales esenciales a lo siguiente:

         el mantenimiento de nuestros humedales y recursos hídricos;

         la salud y abundancia de nuestros océanos;

         la cooperación entre los Estados implicados para proteger ecosistemas, hábitats y especies animales;

         la protección de los recursos fitogenéticos esenciales para la agricultura y la seguridad alimentaria;

         la salud de las plantas para proteger la salud humana y el medio ambiente;

         la conservación del patrimonio natural y cultural irremplazable; y

         la garantía de que la extracción, la utilización y el comercio de las especies silvestres son sostenibles y seguros;

 
Los convenios relacionados con la diversidad biológica realizan aportaciones esenciales al bienestar económico, social y cultural y también a la salud humana y pueden contribuir a un crecimiento verde y a la creación de empleos y medios de vida sostenibles a largo plazo.

Pueden realizar contribuciones fundamentales a una mejor reconstrucción, evitando el surgimiento de futuras pandemias, y a la adopción de un enfoque holístico basado en el concepto de “Una Salud” para las personas, los animales y el medio ambiente.

Aunque los distintos convenios tienen su función y sus objetivos específicos, nuestras Partes deben seguir trabajando juntas para atajar la pérdida de biodiversidad y hacer frente a los retos descritos en la evaluación global realizada por la IPBES en 2019. Tenemos la convicción de que nos da fuerza trabajar unidos para hacer frente a las prioridades respectivas y conexas en el marco de la diversidad biológica posterior a 2020, y todos estamos dispuestos a ayudar a las Partes a poner en práctica el marco.

Además, los convenios jugarán un papel crítico en el marco contribuyendo al logro de objetivos, metas e indicadores específicos en el ámbito de sus mandatos, de manera similar a su contribución a los Objetivos de Desarrollo Sostenible y sus metas.

Por estas razones, en nombre del Grupo de Enlace, quisiera subrayar la importancia de incrementar el compromiso con la aplicación de los convenios relacionados con la diversidad biológica como parte de los enfoques integrales y globales para atajar los desafíos mundiales de la biodiversidad, el cambio climático y la degradación de las tierras, y para reconstruir mejor.

Muchas gracias.